Amazon, el coloso de internet

El boom del comercio digital ha generado un sinfín de iniciativas online que buscan satisfacer las necesidades de diversos y heterogéneos grupos poblacionales o nichos de mercado. Esto ha beneficiado a millones de personas alrededor el mundo, pero la verdad sea dicha, también ha complejizado algo tan elemental como hacer una compra. Con tan alto nivel de competencia, sólo un puñado de empresas que le apuestan a la red, logran sobrevivir, pero las que lo hacen se convierten en auténticos colosos, pues las posibilidades del internet son ilimitadas y sus alcances insospechados.

Este es el caso de Amazon, una empresa creada en 1996 por un tal Jeff Bezos, que tuvo una idea de esas que parecen obvias y te hacen exclamar un “¡pero cómo no se me ocurrió a mi!”. Este personaje proyectó en su mente la revolución que significaría internet y dijo, “¿por qué no crear una librería virtual?”. Esto significaba todo un reto, pues no se trataba simplemente de una librería sobre temas de culinaria, deportes, astronomía o arte, sino una que tuviera todos títulos habidos y por haber en el mundo.

Bezos tuvo que desarrollar una vasta plataforma que pusiera a disposición de todo aquel que tuviera –en ese entonces- un PC o un Macintosh (Mac), cualquier libro. Fueron años de ensayo, de prueba y error, pero con un norte claro, convertir Amazon en un titán del internet. Luego de consolidar la plataforma, se lanzó al agua –Ref. Colombia: lo que fue, fue-, introduciendo no sólo libros, sino miles y miles de productos, con una cantidad de garantías y de gabelas para el cliente, “si no le gusta, devuélvalo con un par de clicks”“precio igual o menor a las demás cadenas de descuento”, y no era publicidad engañosa ni un cuento mal echado, la gente que no quedaba satisfecha podía pedir cambio de sus productos o el reembolso inmediato del dinero.

De esta manera Amazon se convirtió en un rival a vencer de Walmart, Target, Kmart y las grandes superficies. Ellos tenían miles de metros cuadrados en sus almacenes, Amazon tenía 510,1 millones km², la superficie de un planeta ubicado en la Vía Lactea, cuya estrella más cercana es el sol y sus habitantes nos denominamos terrícolas, ¡su mercado es el mundo!

Walmart y Target mutaron, no tuvieron que inventar algo nuevo o filosofar sobre la división del átomo, el camino ya estaba trazado, tenían que replicar el exitoso modelo de Amazon, otros almacenes optaron por ser fieles a su obsoleto modelo de venta y quedaron rezagados, tales como Kmart, Toys “R” Us y Sears, que según el diario más importante en castellano, El País de España, avanza hacia la liquidación.

¿Qué es Amazon hoy?

Una plataforma tecnológica que no tiene que invertir cantidades astronómicas de dinero en paredes, estantería, jardinería o burocracia, sino que destina algunas ganancias al mantenimiento y renovación de su plataforma, y una parte importante a

Ingresos

  1. El 55% de sus ingresos provienen de sus 100 millones de suscriptores a Amazon Prime, que pagan $119 USD anuales por este beneficio.
  2. Hosting para páginas web: una empresa de este tamaño tiene una capacidad inenarrable de espacio en la red, por esta razón ofrece un amplio portafolio de servicios en la nube a empresas de todo tipo. 80% de las entidades gubernamentales estadounidenses están en servidores Amazon. American Airlines también se encuentra en servidores de la compañía de Jeff Bezos, entre otras tantas de similar envergadura.
  3. Operaciones de logística: Amazon también permite que personas naturales o pequeñas empresas vendan sus productos en su tienda virtual. A su vez, estos distribuidores o revendedores contratan los servicios de logística como almacenaje, envió y recolección de pagos.

La ñapa

En esta época donde el big data está en auge, la mayor fortaleza de Amazon es el acceso a la información de millones de clientes en el mundo: preferencias, gustos, necesidades, poder adquisitivo, etcétera. Cualquier empresa estaría dispuesta a pagar por la información de estos consumidores y aunque esto riñe con el ámbito de lo legal (hábeas data), los límites no están lo suficientemente definidos. La información es invaluable, pero seguro que Amazon le pondrá algún precio.

Apostilla

Si estás interesado en adquirir por internet algún producto en Estados Unidos, puedes utilizar nuestro servicio de casillero internacional, lo cual consiste en tener una dirección en EE. UU., tú compras y haces llegar la mercancía a nuestra dirección, nosotros verificamos que los contenidos estén completos y nos encargamos de nacionalizarlo de manera rápida.

Existen muchas compañías que ofrecen este servicio, pero sólo MiEncarguito.com cumple con todos tus requisitos. No te cobramos por el servicio de consolidación y re-empaque, y utilizamos una política de precios totalmente transparente y favorable para ti.

Deja un comentario