¿QUÉ ES UN PRODUCTO HAZMAT?

Un producto hazmat es cualquier producto que suponga un riesgo de lesión o daño si entra en contacto con materiales peligrosos. Puede ser cualquier cosa, desde un par de guantes de cuero que pueden contener ácido de batería hasta un coche entero que contiene lo mismo. La amplitud del término hazmat tiene menos que ver con el tipo de material del que está hecho el producto y más con lo peligroso que es ese material. Algunos ejemplos de productos peligrosos son los pesticidas, las soluciones de limpieza, la pintura, los cosméticos e incluso los alimentos. Se trata de cosas en las que quizá no pensemos tan a menudo, pero que podrían causarnos daños en casos extremos, como cuando entran en contacto con materiales altamente cáusticos o tóxicos.

Las empresas deben asegurarse de que sus productos cumplen la legislación sobre materiales peligrosos, comprobando si están clasificados como tales. También tienen que comprobar si sus productos han sido designados como un plan de control específico de peligros para saber qué tienen que hacer para mitigar esos riesgos.

¿Cuáles son las categorías de hazmat?

Hay cuatro clases de designación de materiales peligrosos. La primera es la Clase 1, que es la más peligrosa. Esta designación se da a los materiales que tienen el mayor grado de peligro, como los gases nerviosos, las armas biológicas y los materiales explosivos. En segundo lugar, están los materiales de Clase 2, que son muy peligrosos o subproductos peligrosos de otros materiales. Por ejemplo, el cloruro de hidrógeno es un material de Clase 2 cuando se produce como subproducto de la fabricación de cloro. En tercer lugar, están los materiales de clase 3, que suponen un peligro potencial para la seguridad si se manipulan o se utilizan mal. Muchas cosas entran en esta categoría, desde la acetona hasta los óxidos de agua. Por último, están los materiales de clase 4, que no suponen ningún riesgo potencial de lesión para los trabajadores o el público y, por tanto, no requieren ninguna manipulación o precaución especial. Algunos ejemplos son el papel y los productos de madera.

¿Se pueden transportar materiales peligrosos en un avión de carga?

Esta es una muy buena pregunta. Un paquete de materiales peligrosos necesita una manipulación y un embalaje especial. Cuando el avión de carga pasa por la aduana, el paquete de materiales peligrosos debe estar preparado para el transporte internacional, así como encerrado en espuma en bloque y envuelto en plástico grueso. Así que, sí, puede enviarse por aire, pero requiere una manipulación especial por parte del personal del aeropuerto y de los manipuladores de carga.

¿Cómo puedo enviar un artículo peligroso?

Las empresas deben preguntarse qué van a hacer si su producto es designado como material peligroso. También deben establecer cómo enviarán el producto para que llegue en condiciones seguras. Por ejemplo, si su empresa vende guantes clasificados como materiales peligrosos y los encarga a un proveedor, éste puede exigirle que utilice un embalaje específico para garantizar que los guantes lleguen en condiciones seguras. También puede ofrecer otros servicios relacionados con el envío, como embalar los guantes en un contenedor con un revestimiento de espuma específico o hacer que su propio personal le entregue el equipo. La empresa debe comprobar esas opciones antes de aceptarlas. Si la empresa no quiere utilizar estas opciones, debe determinar si puede transportar la mercancía sin que sea tóxica, por ejemplo, conduciendo o volando en lugar de enviarla.

Lista de productos Hazmat

Una lista de productos peligrosos, incluyendo los tipos de peligro, los materiales y los nombres de las empresas. – Acetona – Aerosoles – Envases de pintura sin aire – Líquido para pilas alcalinas – Fosfuro de aluminio – Gas amoníaco – Anticongelante – Baterías – Lejía (cáustica) – Ácido bórico – Detector de monóxido de carbono.

¿Cuánto cuesta el envío de un producto peligroso?

El coste del transporte de un producto peligroso depende de su tamaño y peso, siendo el peso el factor más importante. Los productos peligrosos tienen que ser exportados o transportados por carga aérea. Si se envían por transporte terrestre, deben colocarse en un contenedor especial diseñado para su transporte en caso de accidente. Por eso es importante hablar con el transportista sobre los costes de envío y lo que puede ocurrir si se produce una rotura durante el transporte. Por ejemplo, si va a enviar algo que pesa más de 50 libras por transporte terrestre, tendrá que contratar un camión. Esto costará entre 1.000 y 3.000 dólares por envío, pero garantizará que el paquete llegue a su destino sin ningún daño.

Tipos de documentos necesarios para realizar un envío de materiales peligrosos

Las empresas deben comprobar si los productos que envían son materiales peligrosos y, a continuación, consultar una lista de planes de control de riesgos, o HCP, que son necesarios para determinados tipos de materiales peligrosos. El HCP sirve para definir cómo la empresa va a mitigar los riesgos asociados al transporte de su producto. Hay seis tipos principales de HCP: embalaje general, contención básica, embalaje especial, embalaje de transporte, embalaje de especificación y contención detallada. La mayoría de las empresas utilizan los HCP de embalaje general porque contienen toda la información necesaria para un envío. Cada tipo de HCP tiene su propio conjunto de documentos que deben completarse antes de que pueda realizarse un envío. Es importante que las empresas conozcan exactamente lo que implican estos documentos para saber qué pasos hay que dar antes de enviar su producto. Por ejemplo, en los HCP de envasado general, los productores deben registrar su equipo y proporcionar una lista de los ingredientes de su producto previsto junto con las cantidades utilizadas. También tienen que proporcionar la receta del producto peligroso, así como una lista de instrucciones sobre cómo debe manipularse mientras se transporta. Después de registrar su equipo y suministrar toda esta información, pueden seguir adelante y completar otros pasos necesarios, como la creación de registros de seguridad para el personal que participa en el transporte o la obtención de cartas de porte de cada persona que lo manipulará durante el transporte.

¿Cuánto tiempo se tarda en preparar un envío de materiales peligrosos?

Antes del envío, es importante que una empresa se asegure de que sus productos cumplen la normativa sobre materiales peligrosos. Hay varios pasos que deben seguirse para garantizar la seguridad del producto cuando sale de sus instalaciones. Por ejemplo, una empresa tiene que determinar si necesita algo especial en cuanto a documentación, marcas y etiquetas de identificación o un plan de segregación. Todo lo anterior, determina el tiempo de envío de materiales peligrosos.

¿Se pueden transportar productos peligrosos en el equipaje de los pasajeros?

Los productos peligrosos pueden enviarse en el equipaje de los pasajeros y no deberían requerir un permiso. Siempre que el material esté embalado adecuadamente, está permitido y puede ser transportado internacionalmente como cualquier otro producto no peligroso. Sin embargo, hay excepciones a esta regla, como si el producto contiene material radiactivo o líquido inflamable. En lo que respecta al transporte de materiales peligrosos, Canadá tiene unas 30 normas en relación con el transporte aéreo y unas 40 para el transporte marítimo. Estados Unidos tiene menos normas y asociaciones con materiales peligrosos que Canadá, por lo que las restricciones de envío dentro de Norteamérica varían de un estado a otro y de un país a otro.

¿Qué ocurre cuando un pasajero lleva un producto peligroso en su equipaje?

Una de las cosas más importantes en las que debe pensar a la hora de decidir si lleva un producto peligroso en su equipaje es cómo afectaría a su vuelo. Si lleva un contenedor con un material peligroso y no lo ha previsto, podría ser problemático para su vuelo. En estos casos, los aeropuertos pueden pedir a los pasajeros que se pongan de acuerdo con la aerolínea por adelantado o que proporcionen información sobre el producto para que el personal del aeropuerto pueda decidir qué hacer. También pueden pedir a los pasajeros que lleven estos productos que se detengan y comprueben su equipaje con el personal del aeropuerto antes de continuar con su viaje. A los viajeros que no cumplan estas peticiones se les pedirá que abandonen la terminal del aeropuerto o se enfrentarán a un proceso judicial en virtud de la legislación sobre materiales peligrosos. Es importante saber qué ocurre si lleva un producto peligroso en su equipaje y qué precauciones debe tomar al volar con uno de estos productos.

¿Pueden importarse los productos peligrosos?

Sí, los productos peligrosos pueden importarse. Sin embargo, deben cumplir ciertos requisitos establecidos por la normativa del país importador. Los requisitos variarán en función del tipo de producto que se importe y del lugar en el que se vaya a utilizar. El proceso de importación de un material peligroso siempre requerirá algún tipo de certificación, como una declaración de importación o un certificado de análisis de un laboratorio certificado. Le corresponde al país importador determinar si el producto satisface sus necesidades específicas para ese país y si ha sido aprobado para su uso en él.

¿Los perfumes se consideran materiales peligrosos?

Un perfume no se considera directamente un material peligroso, pero es importante tener en cuenta que las fragancias pueden ser tóxicas. Sin embargo, no están clasificadas como materiales peligrosos y no es necesario que el envase las identifique como tales.

¿Cuáles son los sobrecostes de un envío de materiales peligrosos?

El coste de un envío de materiales peligrosos suele ser la parte más cara de un producto peligroso. No es sólo el gasto añadido por el embalaje especial y el seguro que conlleva, sino también el tiempo que conlleva el envío. Los envíos de materiales peligrosos suelen tener plazos más largos que los envíos normales, lo que puede traducirse en mayores costes para la empresa que los envía. Cuanto más material peligroso contenga un producto, más costoso será su envío. Cosas como las baterías, los pesticidas y los cosméticos son probablemente más caras porque necesitan un etiquetado y una manipulación especiales, lo que aumenta el coste del envío.

¿Es ilegal enviar productos peligrosos?

En algunos casos, es ilegal enviar materiales peligrosos. Esto incluye desde alimentos y cosméticos hasta pesticidas y fertilizantes. En general, el envío de mercancías peligrosas está permitido si están debidamente empaquetadas y etiquetadas para garantizar que la gente sepa que no debe abrirlas o manipularlas sin las debidas precauciones de seguridad. En la mayoría de los países, esto significa que se necesita un permiso de mercancías peligrosas. Para evitar posibles problemas en el envío de estos productos, las empresas deben asegurarse de que entienden la normativa pertinente de su país, así como cualquier otra directriz que deban seguir para pasar estos productos por la aduana. También deben conocer los requisitos adicionales que puedan aplicarse, como los métodos de embalaje específicos para cada tipo de carga peligrosa. Si transporta artículos peligrosos en sus operaciones comerciales, es importante que invierta en el equipo de seguridad adecuado y en la documentación exigida por la ley antes de enviar sus mercancías, de modo que pueda cumplir con cualquier normativa que pueda encontrar en el camino.