Todo sobre el supply chain

En la economía digital actual, la capacidad de reducir las ineficiencias de la cadena de suministro e integrarla sin problemas con otros sistemas es clave para seguir siendo competitivo. Pero, ¿cómo puede hacerlo cuando los retos de su cadena de suministro son únicos? Para conocer los problemas exclusivos de su marca, debe empezar una pregunta muy sencilla, como: ¿qué es lo que impulsa su negocio? Para algunos, puede ser el precio, para otros, lo más importante puede ser el coste. Para otros, puede ser la marca o la reputación lo más importante en lugar de los beneficios. Sea lo que sea, si conoce muy bien los factores que impulsan su negocio, será más fácil empezar a planificar su cadena de suministro con mayor claridad.

Conozca lo que le importa a su empresa

El primer paso para planificar su cadena de suministro es comprender qué es lo más importante para su empresa. Esto implica pensar en cómo quiere crecer y cómo quiere diferenciarse ante sus competidores. Por ejemplo, si lo que impulsa su negocio es el menor coste, probablemente haya diferentes medidas de éxito para cada una de estas métricas. Su empresa puede querer obtener beneficios teniendo el menor coste posible o el mayor margen posible. También puede optar por priorizar el reconocimiento de la marca sobre todos los demás factores. Por lo anterior, identificar lo que más importa es clave porque esto dará forma a las decisiones que se tomen para la logística de su cadena de suministro.

Definir la estrategia de la cadena de suministro

El primer paso para integrar la cadena de suministro con la estrategia de su empresa es definir cuál es su estrategia. Para lo que debe hacerse varias preguntas como: ¿Qué intenta conseguir su empresa? ¿Intenta maximizar los beneficios, el conocimiento de la marca o las ventas? ¿Cómo quiere que sus clientes perciban su empresa? Una vez que tenga esta información, el siguiente paso es identificar las áreas más importantes que necesitan mejorar. Empiece por analizar los puntos débiles y las causas de esa debilidad. Puede ser el control de calidad, el embalaje, la logística o incluso las materias primas. Una vez identificados estos puntos débiles, es hora de priorizarlos con un plan de ataque. Es importante identificar los recursos que serán necesarios para corregir estos problemas y determinar dónde pueden encontrarse. Por ejemplo, si se trata de un problema de empaquetado, se debe revisar qué suministros se necesitarán y quién puede ayudar a proporcionar esos recursos. Si el control de calidad es un problema, haga un inventario de cuántos productos se producen diariamente y revise si va a necesitar mano de obra adicional para el control de calidad, además del ritmo de producción. Hay muchas formas de llevar a cabo este proceso; lo único que importa es encontrar la manera de resolver estas cuestiones sin sacrificar los niveles de producción ni alterar la satisfacción del cliente. A continuación, viene la fase de ejecución: ¡ponga en marcha su plan! Esto podría implicar la contratación de nuevos empleados o la subcontratación de apoyo de proveedores externos como empresas de logística o fabricantes externos. Es fundamental que establezca hitos a lo largo del camino para saber cuándo deben realizarse ciertas tareas para llegar a su fin

No tenga miedo de los números

A menudo, cuando se trata de desafíos únicos de la cadena de suministro, es fácil entrar en pánico y paralizarse por un número. Pero si sabe qué es lo que impulsa su negocio, se sentirá más seguro de los números que los acompañan. He aquí algunas preguntas que le ayudarán a entender lo que impulsa su marca: – ¿Cuál es la ventaja competitiva de su empresa? – ¿Cuáles son las barreras de entrada? – ¿Cuáles son las amenazas a esta ventaja competitiva? – ¿Cómo ha afectado la globalización a su cadena de suministro? – ¿De qué manera ha cambiado la normativa en los últimos años? – ¿Qué tamaño tiene la oportunidad de mercado para mi producto o servicio?

Establezca un objetivo claro y mida sus resultados

Antes de poder determinar qué es lo que funciona, hay que establecer un objetivo claro. ¿Cuáles son sus objetivos? Una vez que tenga un objetivo claro, el siguiente paso es medir sus resultados. Si mide sus resultados de forma continua, podrá identificar las áreas de eficiencia de la cadena de suministro que necesitan mejorar y tomar medidas para corregirlas. ¿Es el precio? ¿Es el coste? ¿Es la velocidad de entrega?.

Manténgase conectado con las personas y la tecnología más importantes

El primer paso para gestionar con éxito su cadena de suministro es comprender a las personas y la tecnología que más importan. Empiece por los motores de su negocio e identifique lo que más le importa en su cadena de suministro, como: el precio, la calidad, la velocidad o la marca. Seguido, averigüe qué tecnologías tiene a su disposición que puedan ayudarle a satisfacer esas necesidades. Por ejemplo, si el precio es importante para usted, considere la posibilidad de implantar un sistema de gestión de la cadena de suministro global (GSCMS). Esta solución permite el seguimiento del inventario en tiempo real y las alertas sobre las tendencias de los precios de todos los productos en cualquier momento. Si lo que más le importa es la rapidez, utilice una estrategia de marketing omnicanal diseñada en torno a la innovación centrada en el cliente. Estas soluciones tecnológicas permiten a los clientes comprar en persona y en línea simultáneamente, al tiempo que aprovechan los contenidos digitales interactivos. Por último, si lo que más le importa es la reputación, céntrese en desarrollar una marca que represente el éxito a largo plazo a través de la satisfacción del cliente. Si ofrece un servicio excepcional mediante programas de fidelización de clientes y oportunidades de promoción en las redes sociales, puede crear una identidad de marca sólida que haga que los clientes vuelvan una y otra vez.

Resultado final

Si usted es una pequeña empresa centrada en los resultados, es posible que su cadena de suministro tenga problemas para satisfacer sus demandas. Para asegurarse de que su cadena de suministro satisface sus expectativas, es importante que conozca muy bien ¿Qué es lo que la hace única?, ¿Qué es lo que impulsa su negocio? Para algunos, puede ser el precio, para otros, el coste, o puede ser la marca y la reputación, más importantes que los beneficios. Sea lo que sea, si comprende los factores que impulsan su negocio, podrá empezar a planificar su cadena de suministro con mayor claridad.